30 marzo, 2006

La odisea del Tesista

Llega un punto en la vida de algunas personas, como yo, en que para coronar sus estudios debe avocarse a la realización de un Trabajo de Tesis. Esta forma de llamar al trabajo de culminación de los estudios puede resultar tanto abrumadora como terrorífica y no es para menos.

No contando los aspectos académico-técnicos del trabajo, el principal desafío consiste en poder lidiar con una enorme cantidad de factores externos, que podrían llevar a más de uno a sucumbir ante el intento, producto de las tremendas cargas que se deben afrontar.

Uno de los primeros problemas con los que se suele topar el Tesista es el del establecimiento preciso de la fecha de cierre del trabajo. Si bien este acto no constituye una obligación, y mucho menos para sí mismo, el Tesista debe soportar los constantes interrogantorios sobre este respecto de parte de su entorno. Ante la ausencia de respuesta concreta suele acusárselo injustamente de vago, imprevisor, irresponsable o, cuando menos, desordenado, mientras que es en realidad su entorno quién debiera ser blanco de calificativos de la estirpe de sin-nada-que-hacer-de-su-vida-y-meterse-en-la-de-los-demás, molesto, hincha-pelotas, metiche, chusma, etc.

Tantos factores tienen influencia en la definición de una fecha de entrega, y tan pocos son notados desde los observadores externos, que el problema del interrogatorio se propaga a lo largo de todo el período que se deba destinar a la confección del trabajo.

Entendido esto gana jerarquía otro tipo de situaciones algo menos acongojantes, pero no por ello menos molestas, generalmente ligadas a la responsabilidad de terceros, como ser la burocracia y los tiempos de espera intermedios ante consultas, pre-entregas y entregas. Esto no solo ocurre con el trabajo propiamente dicho sino también con el Plan de Tesis, el Acta de Acuerdo de Tesis, la Presentación para la Defensa y un sin-número de eventos de (en principio) menor envergadura que suelen formar parte sustancial de cualquier trabajo de este tipo.

El total de estos factores suele escapar a la vista del entorno, quizás fundado en el hecho de que éste sufre una suerte de ansiedad inescrupulosa, incluso mayor que la del propio Tesista, o más bien porque sufre el problema de la ausencia de sentido de su vida, y la consecuente necesidad de buscar una justificación en la de los otros. No existe mejor entendedor, entonces, que otro Tesista o persona en situación similar.

Concluímos entonces que el Trabajo de Tesis conlleva mucho más que el simple (o no tanto) trabajo de investigación propiamente dicho; conlleva un grupo de agentes externos, generalmente de caracter social, a que se debe hacer frente sin chistar si se quiere salir airoso de esta etapa.

Así pues, ánimo, Tesista amigo, no se deje subyugar por su entorno. Sepa salir adelante y construya un nexo cílindrico entre sus orejas, de manera que ante una situación de congoja lo que le digan pueda entrar por un oído y salir por el otro.

Este artículo constituye un preaviso y no habrá lugar, pues, a cuestionamientos o injurias respecto del no haberlo prevenido, estimado lector.

28 marzo, 2006

La Era del Profesionalismo

Huevos, harina, aceite, ketchup, yerba y quién sabe cuánta cosa más me habrán tirado.

Sí, sí, me recibí. Soy un Ingeniero más en el mundo. ¡Qué locura! ¡Qué miedo! ¡Agárrense porque ahora no paro!

Más fotos acá.

22 marzo, 2006

Eterno Resplandor

En Buenos Aires, a veces, desde un piso 14 frente al Río de la Plata puede observarse, si el Servicio Meteorológico así lo dispone, la costa uruguaya. Otras veces sólo se distingue el horizonte y algún que otro barco que parece hundirse muy lentamente a medida que se aleja. Este fenómeno, dicen, fue observado por Cristobal Colón en su infancia, y constituye uno de los hitos que despertaron en él ese interrogante acerca de la redondez de la Tierra.

Aunque esa historia no me la trago ni loco, es cuando menos interesante observar esa circunstancia por la que atraviesan los barcos y dejar lugar a duda respecto de la capacidad intelecual del renombrado Cristobal.

Por otro lado, en días de tormenta el río deviene feroz: oleaje digno de un mar en la cresta de su fuerza; el cielo amarronado, oscuro, sangriento, dorado, que parece querer saltar sobre nosotros; un viento calmo que de pronto sopla un atropello hacia cuánta cosa se cruce en su camino.

Esos días son cuando adoro estas enormes ventanas que forjan mi edificio y no dudo siquiera ir hasta el piso 15, al balcón, a fumar un cigarrillo debajo de la lluvia, y observar detenida...eternamente el agua rabiosa del río, y compenetrarme con la obra de Zeus. Por unos instantes me voy de mi mismo, el mundo no existe, somos la tormenta y yo, y blasfemo, insulto y lamento no tener conmigo mi cámara de fotos. Pero ¿qué más da? Ese momento no me lo quita nadie, a menos que venga el Dr. Mierzwiak...

16 marzo, 2006

Odisea

Cantando, saltando, la cosa se fue forjando...

Corría el año '98...

(ehm...
¿digo bien?
¿"corría"?
¿a quién?)


...bueno, da igual; el caso es que corría el año '98 y aprestábamosnos a iniciar nuestras aventuras.

Sabe Ud. bien, querido lector, que la diagramación de un viaje es tanto más compleja cuanta más gente se disponga a partir. Esta no fue la excepción y organizar las cosas nos llevó algó más que dos meses y varias reuniones. Vale decir que estas reuniones eran buena excusa para prepararse un doasa y gozar de la pileta climatizada que los Manteca tenían por aquel entonces. Más de 10 convocados había para la ocasión, casi diría que 15, pero finalmente fuimos 11 los asistentes. Unos desertaron respondiendo al impedimento impuesto por sus respectivos padres, quienes no contentos con los malos desempeños académicos de sus hijos decidieron aplicarles una suerte de penitencia. Otros deshecharon la posibilidad amparándose en motivos laborales. Y el resto de los ausentes acusó enfermedad. El caso es que finalmente fuimos 11 afortunados.

Previo a la partida encontrábame yo en Bariloche pasando las fiestas con mi familia. Asi fue que el 1 de enero de 1998 tomé un micro a Esquel y de ahí otro a Puerto Madryn. Luego de una larga noche de viaje de Esquel a Madryn, y de 9 hs de espera en esta última ciudad vi arribar a la terminal el tan ansiado móvil de El Pingüino. Esas 9 horas de espera me valieron el inicio de un vicio asqueroso que aún hoy sufro: cigarrillo. Y claro, 9 hs al pedo estuve ahí. Me compré un paquete de 10 de Malboro. Habré fumado uno...quizás dos, pero esto marcó el hito de mi comienzo fumístico para el resto del viaje y de mi vida hasta el día de la fecha.

El caso es que subí al micro y me uní a mis compadres en la ruta del sur. Una noche más transcurrió antes de llegar a Río Gallegos, previa escala en Comodoro Rivadavia donde devoramos unos sandwiches de pebete. Ya en Río Gallegos esperamos alrededor de 2 hs para emprender viaje a El Calafate. Arribados a destino debatimos la posibilidad de seguir viaje al Parque Nacional Perito Moreno o pasar la noche en El Calafate. La gran mayoría, sino todos, votamos seguir viaje, no contentos con ya llevar alrededor de 50 hs con el culo pegado a diferentes asientos. Hora y algo después llegamos a nuestro destino final: un camping cuyo nombre no recuerdo, a orillas del Lago Argentino, dentro del Parque Nacional.

Aquí comenzarían nuestras aventuras. Aquí nacería El Comando. Aquí se diagramarían las misiones.

Las reminiscencias acerca de nuestra estadía quedarán para otra vez, o quizás para nosotros mismos, pero puedo invitarlo a que se de una vuelta por acá para aprender un poco más.

Obvio, volvimos en avión, che.

02 marzo, 2006

Apología

Para mi sorpresa entré hoy a la página de un prestigioso matutino argentino y encontré la siguiente publicidad.

Creí que tal vez habría quedado un remanente de entradas oficiales de Ticketek que se volvían a poner a la venta, como sucedió el lunes. Sin embargo tenía mis serias dudas puesto que el lunes supuestamente habían volado.
Entonces la animación de la publicidad siguió y apareció lo siguiente.

Si bien siguiendo el enlace se llegaba a una categoría de productos sin stock, por así decirlo, me llamó la atención que tan prestigioso diario pudiera promover la reventa ilegal de entradas. Sabemos que en las páginas de la estirpe de MasOportunidades.com (de la misma empresa dueña del diario) se venden mercaderías de contrabando a rolete, sin pagar los debidos impuestos, etc. Pero lo que más me llamó la atención fue que se dieran el lujo de poner una publicidad semejante, incentivando la venta ilegal y a precios desmesurados, en la portada de su versión cibernética.

27 febrero, 2006

Desmantelando...

Los próximos miércoles y jueves, 1 y 2 de marzo de 2006, respectivamente, tendremos entre nosotros a cuatro tipos irlandeses que humildemente han formado lo que se ha dado en llamar la Banda de Rock más importante del momento.
Luego de sendas idas y venidas he logrado hacerme acreedor de uno de esos tan preciados papelitos que permiten a uno disfrutar del espectaculo en vivo.
Afortunadamente, ayer a la tarde decidí saciar mi intriga noticiera del día y para mi sorpresa observé que se iban a poner a la venta nuevas localidades a un precio más que elocuente: $ 168.- (Algo menos de € 50 .-). Esto no sería antes de las 10 hs del día de hoy, pero atento a mi afán por llevar la contra, y siguiendo la pista que me habían sabido dar hace un par de semanas, intenté adquirir mis pases a la noche del Rock pasadas las 00:00 hs.
Efectivamente conseguí un par de entradas y allí estaré el próximo miércoles para saborear tan exquisito show.

PD: ¡Ticketek chorros!
PD2: ¡Revendedores jodanse!

24 febrero, 2006

Televisión Satelital

Nota para los asiduos lectores de este blog:
A manera temporal subo esto acá, porque quiero hacerlo público y buscable por internet. No hace falta que lo lean Uds. porque seguramente les resultará pesado. Pero bueno, si quieren leer...allá Uds. :P

Por estos días mi viejo está interesado en instalar un sistema de TV Satelital. Siendo ingeniero le llama la atención la idea, además de que parece ser bastante accesible. Sin embargo, dados sus 65 años, su poca experiencia en búsquedas por internet, y el hecho de que es más fácil hacerme buscar la información a mi, me encomendó la tarea de averiguar si un set de TV que encontró por internet sirve para lo que quiere hacer. Tuve que visitar páginas y más páginas para empezar a enterarme algo del tema, ya que no hay (o no encontré ninguna) que explique todo, absolutamente todo, de manera ordenada y precisa. Así pues, me decidí a resumir lo que voy aprendiendo en los párrafos siguientes para recordatorio mio y para facilitar la tarea del lector. Espero que les sirva.

Por ahora voy poniendo algunos conceptos. En estos próximos días estaré incluyendo la parte técnica del asunto, contando entre ésto especificación de antenas, LNB (Low Noise Amplifier+Blocker) y receptores. La información es tanta que da para mucho.

Sobre los receptores satelitales (IRD):

IRD: Integrated Receiver and Decoder.

Existen 3 tipos de receptores:

FTA: "Free to air". En otras palabras se trata simplemente de receptores capaces de captar señales abiertas de televisión/radio que son emitidas por medio de satélites. Cuando digo abiertas me refiero a que son de público acceso, sin pagar un mango.

CA: Conditional Access. Este tipo de receptores capta las señales FTA (generalmente) y señales encriptadas (segurizadas). Para la recepción de señales segurizadas es necesario estar suscripto al servicio (por ej. DirecTV), canon mensual de por medio, y contar con la tarjeta chip que contiene los módulos y códigos de desencriptación/autenticación.
Existen varios algoritmos de encriptación, y según entiendo un receptor CA sólo está capacitado para decodificar señales encriptadas con uno sólo de estos algoritmos.

CI: Common Interface. Son receptores similares a los CA pero más versátiles en el sentido que permiten desencriptar varios, sino todos, los tipos de algoritmos. Poseen un slot PCMCIA donde se introduce un módulo CAM (Conditional Access Module) que permite la lectura de la tarjeta correspondiente. Así pues existen CAMs para cada uno de los algoritmos de encriptación, y se deberá adquirir el módulo adecuado para desencriptar las señales del sistema suscripto. El módulo CAM en cierta forma convierte al receptor CI en uno CA a gusto y piaccere.
Algunos de estos receptores vienen con más de un slot PCMCIA, por lo que pueden introducirse al menos 2 módulos CAM. Esto evita tener que cambiar el módulo si se quiere recibir señales bajo otro tipo de encriptación.

Los algoritmos de encriptación (y sus correspondientes módulos CAM) existentes en el mercado son:
Irdeto
Betacrypt
Viaccess RED
Viaccess BLACK by SCM Microsystems
Seca (AstonCrypt) by Mediaguard
Conax
Cryptoworks by Philips
Nagravision
AlphaCrypt
PowerVu
SIDSA
Neotion

Otros algoritmos de encriptación son cerrados, y por tanto no existen módulos CAM que permitan desencriptarlos. Así, las señales codificadas con estos algoritmos sólo podrán ser recibidas con un receptor CA preparado para dicho algoritmo (además de la correspondiente suscripción al servicio):
Videoguard

Nota: Acá hay unas notas sobre la Encriptación para Televisión para aclarar un poco más la idea.

Si estás pensando en adquirir un receptor satelital (IRD) tenés que cersiorarte de que ese receptor es capaz de decodificar las señales que quisieras ver. Por ejemplo, si sólo querés ver señales FAT, seguramente te servirá cualquier IRD del mercado (en principio).
Para ver otras señales que vienen encriptadas, deberás averiguar qué algoritmo utilizan y asegurarte de que tu receptor puede desencriptarlas.

Sobre la codificación real:

Los canales digitales vienen codificados (aún no estando encriptados) con algoritmos de compresión y detección de errores de transmisión: Algoritmos de Viterbi de tasa tanto. A su vez vienen modulados con distintos sistemas: QPSK, 8PSK, etc. Entonces, te tenés que cersiorar también de que el IRD que compres pueda decodificar (ya no desencriptar, sino decodificar propiamente dicho) el canal que quieras ver.

En esta página tenés información de todos los canales emitidos desde diferentes países (sino todos) en forma satelital. La lista se actualiza constantemente. Ahí podés ver las características de cada canal: en qué satelite está, si está encriptado o no, qué tipo de modulación / codificación se utiliza. Tenés que ver si tu IRD está capacitado para recibir dichos canales.

Un muy lindo faq sobre TV Satelital puede encontrarse acá. Este FAQ fue elaborado por un integrante de uno de los grupos de noticias más importantes sobre TV Satelital (al menos de los que yo pude encontrar): rec.video.satellite.tvro. Está muy interesante y explicativo.

Links de interés:

Información sobre comunicaciones satelitales: http://www.lefdata.com/start.html (Ir al menú Satellite).

http://www.lyngsat.com/atlantic.html

http://www.fortecstar.com/

http://www.phonotrend.com/Menu/menu_e.htm


Para mi sorpresa, en HowStuffWorks sólo pude encontrar información sobre TV Satelital paga. Esta página es una de mis fuentes de conocimiento de cabecera, pero esta vez me ha decepcionado. A ver si DISH Network y DirectTV pagan publicidad!

Mediocridad

A veces me da lástima, otra me da envidia, y otras tantas algarabía.

Mediocridad que le dicen.

Bueno para poco, regular para mucho.

Me gustaría ser realmente bueno en algo, pero bien bueno. Juego al fútbol mediocremente, juego al ping-pong mediocremente, toco la guitarra mediocremente...estos son solo algunos ejemplos. Todo lo que hago, lo hago mediocremente. Es triste.
Me gustaría ser malo, realmente malo para algunas cosas a cambio de poder ser buenísimo en al menos una.